TENIS / MUTUA MADRID OPEN

Nadal sigue creciendo

Día 07/05/2015 - 18.56h
 

El balear supera con autoridad a Simone Bolelli (6-2 y 6-2) y en cuartos del Mutua Madrid Open se enfrentará a Grigor Dimitrov

 

Nadal sigue creciendo

 

Mutua Madrid Open
3ª ronda 1 2 3 4 5
Rafael Nadal 6 6      
Simone Bolelli 2 2      

 

De trámite en trámite, Rafael Nadal se planta en los cuartos de final del Mutua Madrid Open, expuesto desde ya el balear a a un camino más exigente. Después de Steve Johnson, llegó Simone Bolelliy el español celebró otro triunfo plácido para seguir creciendo en este viaje hacia el pasado. Se impuso por 6-2 y 6-x y ahora se medirá a Grigor Dimitrov, que ya es otra cosa. [Narración y estadísticas]

Nadal, que busca motivos para celebrar, se gusta a medida que avanza la semana en la Caja Mágica. Sigue contagiando al personal pese a su atípico estado y la afición también le transmite a él, iluminado en el sol de la sobremesa capitalina. Ya están todos los famosos por la instalación y el objetivo es ver a Nadal, pero al Nadal de siempre.

Pese a un inicio de murmullos con una ridícula doble falta para empezar, el campeón de catrorce grandes enderezó el rumbo y cuajó un primer set aceptable, satisfecho pese a lo poco que le exigió Bolelli. El italiano, 63 del mundo y con el título de dobles en Australia de este curso como mejor logro, aguantó cinco juegos y justo ahí cedió su servicio. No se recuperó jamás.

Fue una tortura de ahí hasta el final para Bolelli, que del 2-2 del primer set pasó a verse absorbido por un 6-2 y 2-0 en el segundo. Las bolas de Nadal pesaban sobre su revés a una mano, vieja táctica que tanto ha funcionado, y al tenista local le cambió el rostro a medida que se consumía el desigual debate. Jugó con lo justo y su rival también colaboró, desconectado y sin ambición.

La segunda manga arrancó con rotura y eso supuso el fin. Bolelli estaba completamente hundido y a Nadal le bastó con una versión expeditiva y sólida para seguir sumando, un triunfo que le sirve para llegar a la antesala del fin de semana. Se puede decir que ahora sí empieza lo serio y ahí se verá al verdadero Nadal, que regaló el punto del partido en el epílogo con un globazo cuando parecía imposible. Puro Nadal.

De momento, hay motivos para creer. Primero porque es él, y ya con esa sentencia se dice todo. Segundo, porque está en la tierra de Madrid, calor sofocante para darle vida a sus bolas. Y tercero porque él está convencido. Dimitrov, el viernes a las 15.15 horas (La Sexta), será el que juzgue esa evolución. El búlgaro eliminó antes a Stan Wawrinka y ha perdido las cinco veces anteriores con el mallorquín, pero siempre, salvo la última ocasión en Roma 2014, le ha birlado un set.

«Todas las cosas, por pequeñas que sean y salgan bien, me dan confianza y energía. Y más en esta pista. He jugado un poco mejor que ayer y a ver si mañana puedo estar a un buen nivel», comentó a pie de pista. «El de Dimitrov es un partido muy complicado, de los que no vale jugar a medias. Seguro que lo voy a intentar. Conseguirlo o no es otra cosa, pero estar en los cuartos de Madrid, un torneo tan importante para mí, es algo muy positivo», sentenció.

Retour à l'accueil