España, fracturada

 

A menos de un mes para la eliminatoria de Copa Davis el panorama es negro: no hay equipo disponible, hay boicot por parte de los tenistas y Gala León no aparece. 

 

Faltan exactamente 30 días para que el conjunto nacional de Copa Davisdispute la eliminatoria contra Rusia del Grupo I, la segunda división del tenis mundial. Desde el viernes 17 al domingo 19 de julio, España estará en Valdivostok intentando sacar las castañas del fuego. Cuando la serie y el ambiente deberían ser de una fiesta nacional del tenis, a día de hoy es todo lo contrario, se respira una aire contaminado a punto de explotar.

La relación entre los pesos pesados del tenis español y la RealFederación de Tenis Española está absolutamente rota. Hay una fractura total entre los tenistas y el máximo organismo federativo del país sin retorno alguno antes de la eliminatoria frente a Rusia. Los tenistas, que se enteran de las decisiones dictatoriales de la RFET mediante Twitter, la prensa y las redes sociales, se cansaron de las formas de actuar del presidente y sus discípulos y dijeron basta.

El pasado mes de enero, en Melbourne, durante la disputa delAustralian Opense llevó a cabo la primera reunión del 2015. Los tenistas españoles se juntaron con sus respectivos entrenadores y entre todos pusieron en común sus opiniones, puntos de vista e impresiones de lo sucedido con la elección de Gala León y en las maneras de actuar de laRFET. Las sensaciones eran ecuánimes, todos iban de la mano y en la misma dirección, por lo que decidieron unirse, remar en el mismo sentido y generar un boicot en contra de la RFET. Se cansaron de ‘ninguneos’, de sentirse poco representados y de no ser escuchados ni consultados.

Volvieron a hablar de la famosa reunión de Valencia en octubre del 2014en la que parte de los jugadores españoles (Nadal y Ferrer no estuvieron presentes) charlaron con Gala León. Los tenistas le dijeron a la capitana que no utilizara nunca más el argumento del machismo porque no era por donde iban los tiros.

Al acabar la reunión y ante una gran expectación mediática, Leóncomentó: “No tengo que pedir perdón por ser mujer”. En apenas 7 segundos había tirado por la borda toda la reunión, le había tomado el pelo a los jugadores y había tropezado con la misma piedra del machismo. Ahí se produjo la ruptura definitiva. La capitana fue a hacerle daño a los jugadores y ellos esto no lo toleraron.

El mismo Rafa Nadal fue uno de los que habló sin la careta puesta. “Aquí hay una cosa clara y es que se ha querido desviar la atención a un lugar que nunca ha sido. Se quiere desviar la atención hacia un tema tan delicado como es el machismo. Lo último que soy es machista”, comentó en RolandGarros“Nos han querido lanzar a los leones tildándonos de machistas y eso me parece una falta de respeto intolerable”, sentenció el mejor tenista español de la historia, que con sus palabras mostraba el rechazo absoluto a la maniobra llevada a cabo por la RFET.

A principios de mayo, la RFET decide nombrar a Julián Alonso como subcapitán del equipo español, un mediador entre los jugadores y Gala León vista la situación de no retorno entre la madrileña y los tenistas. Una nueva elección que tomó por sorpresa a los jugadores que nuevamente se enteraban a través de Facebook y de las redes sociales.“Es de risa”, catalogaba Feliciano López a los nuevos movimientos federativos. La RFET intentaba, con el nombramiento de Alonso, salvar un barco que se estaba hundiendo y no había manera de reconducirlo. Sin embargo, fue un movimiento contraproducente que dejó estupefactos a los jugadores que vieron que no era una maniobra suficiente para solucionar la situación a poco más de un mes para la eliminatoria anteRusia. Nada personal con Alonso por parte de los tenistas sino que el descontento era nuevamente por la manera de actuar de la RFET que, sin consulta alguna, movía títeres y marionetas de un lado a otro.

A menos de un mes para que se dispute la eliminatoria, Gala León no habla con los jugadores, no va a los torneos ni parece tener la voluntad de acercar posturas con los tenistas. No estuvo ni un solo día en París alegando “motivos personales”, en Madrid, su casa, tampoco habló con los tenistas y menos que menos lo hizo en BarcelonaCuando la figura de un capitán es vital para generar la unión del grupo y formar un verdadero equipo, a día de hoy en España esto es inexistenteLeón no aparece, no llama a los jugadores, no se reúne con ellos y existen dos bandos: RFET por un lado y tenistas por el otro.

El único jugador que dijo “sí” para representar a España en la CopaDavis es Daniel Gimeno-Traver. Una postura entendible la del valenciano que ve como a sus 29 años puede llegarle la primera oportunidad para competir defendiendo a su país, algo que cualquier deportista sueña con ello. Gimeno-Traver se abrió del pacto establecido, se salió del guión que llevan los jugadores dentro del top 100 y comentó que está disponible para la eliminatoria si la capitana lo considera oportuno.

Rafael Nadal, que prácticamente está descartado para viajar a Rusia, resumió de una forma muy didáctica la importancia de la Copa Davispara este país. “La conclusión final es simple: la federación necesita de los jugadores. La Copa Davis es una fuente de ingresos vital para la federación. Y la federación debería ser la base de la ayuda a los jóvenes que tienen que ser el futuro de nuestro país en el tenis. Su gran base de ingresos ha sido la Davis por todo lo que se ha ganado. Y ahora van totalmente en contra de lo que te hace ganar el dinero y que puedas ayudar a los jóvenes que puedan venir en el futuro”.

El aviso y la advertencia de Rafael a la RFET es concreta y precisa. Si desde la Federación van a enfrentarse a los jugadores, que sepan que saldrán perdiendo ya que ellos son los que generan el dinero. Si los mejores jugadores no van, los resultados difícilmente lleguen. Si no hay rendimiento deportivo, no hay dinero. Si no hay dinero, no hay ni presente ni futuro y el tenis se debilita. La fórmula no falla.

Con el tiempo a contrarreloj la situación está totalmente atascada. Los jugadores siguen firmes en su postura: se les ha faltado el respeto y no solo no han recibido las disculpas pertinentes sino que desde la RFETalimentaron la polémica. La Federación no mueve hilos para reconducir un barco que naufraga a la deriva y viendo el nulo diálogo entre la capitana y los jugadores, se hace complicado pensar que Gala Leónpueda sentarse en el banquillo como capitana del combinado español.

A tan solo 30 días de la serie, no hay equipo para ir a Rusia, la capitana no da la cara, los jugadores esperan un diálogo y desde la RFET se preocupan por los asuntos políticos más que de los deportivos. España está totalmente fracturada.

Retour à l'accueil