FINAL DE LA COPA DAVIS | ARGENTINA-ESPAÑA

'A Nadal vamos a sacarle los calzones del orto'

  • Del Potro calienta la eliminatoria decisiva tras barrer a Andreev
  • 'En noviembre, a España la cogemos', corearon los argentinos
Juan Martín del Potro. (Foto: EFE)

Juan Martín del Potro. (Foto: EFE)

Actualizado lunes 22/09/2008 10:20 (CET)
 
SEBASTIÁN FEST (EL MUNDO/DPA)

MADRID.- Juan Martín del Potro metió en la final de la Davis a Argentina en el partido decisivo de la eliminatoria, donde acabó la albiceleste tras caer en el doble el sábado y en el primer individual de ayer. David Nabaldian perdió con Nikolay Davidenko 6-3, 3-6, 6-7 y 0-6 en el primer turno, pero el joven Del Potro salvó a su selección ante Igor Andreev (6-4, 6-2 y 6-1).

En plena fiesta de celebración, el tenista argentino lanzó un mensaje a Rafa Nadal, el líder del equipo contra el que se jugarán la Ensaladera. "Nosotros vamos a estar de la mejor manera para sacarle los calzones del orto", dijo, en referencia al tic del mallorquín entre punto y punto, cuando se coloca el pantalón. "Ahora que vengan los españoles con Nadal", desafió Del Potro, quien prometió festejar la victoria ante Rusia hasta el martes, día en que cumple 20 años.

La gran final se disputará del 21 al 23 de noviembre con Argentina como anfitriona. ¿Dónde? Todavía está por definir, pero la intención de la Federación del país suramericano es llevar el duelo a 'la Bombonera' cordobesa, el estadio Orfeo de Córdoba, una instalación indoor para jugar en pista dura. Contra cualquier otro rival, la tierra sería la superficie elegida, pero Nadal y los españoles asustan, por lo que se plantean cambiar de estilo.

Sus opciones, creen, aumentan mucho sacando al número uno del mundo y a sus compañeros de la arcilla. Según confirmó a Dpa la Federación Internacional de Tenis (ITF), el estadio Orfeo cumple con las condiciones mínimas que se esperan para una final de la Davis. "Parece adecuado, aunque en los próximos días tendremos que hacer una visita de inspección técnica", explicó Barbara Travers, portavoz del ente rector del tenis mundial.

Tras su triunfo de ayer por 3-2 ante Rusia, Argentina debe definir si juega la final ante España sobre la tierra del Parque Roca, en Buenos Aires, o la lleva a superficie sintética bajo techo en Córdoba, la tercera ciudad del país, 800 kilómetros al noroeste de la capital. La decisión está en manos de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), pero el número uno argentino, David Nalbandian, está presionando para llevar la primera final de Copa Davis de su país a Córdoba, su provincia.

La AAT está en un dilema: por un lado prefiere el Parque Roca, en el que se puede instalar sin problemas una cancha sintética, aunque no techada. La instalación está lista para albergar todo lo que una final de la Davis requiere, y con 14.000 espectadores. Pero el Orfeo, con capacidad para 10.000 espectadores, ofrece dos ventajas nada desdeñables. Una es la de las condiciones de juego: una superficie sintética y techada es lo mejor que se le puede ofrecer a Nalbandian y a Juan Del Potro, los dos individuales argentinos, y complica al equipo español de Rafael Nadal.

La otra es el ambiente: el Orfeo es una especie de Bombonera, con gradas semiverticales muy cercanas al rectángulo de juego. Los hinchas argentinos, temidos por los jugadores españoles, podrían convertir la final en un pequeño infierno.

Retour à l'accueil